Saltar al contenido principal

Pedido antes de las 15:00, enviado hoy!

Pague después con Klarna

Más de 25.000 artículos

Nuevo
Marcas
Promociones

Pedido antes de las 15:00, enviado hoy!

Pague después con Klarna

Más de 25.000 artículos

5 razones para hacer manualidades con los niños e ideas fáciles de hacer

5 razones para hacer manualidades con los niños e ideas fáciles de hacer

A la mayoría de los niños les gusta ser creativos desde muy pequeños. A menudo empiezan haciendo manualidades con papel: recortando con tijeras, jugando con pegamento, dibujando y doblando el papel en bonitas formas (origami). A medida que los niños crecen, descubren más materiales para hacer manualidades y, gracias a su infinita imaginación, ¡todo es posible! Los niños utilizan arcilla o plastilina para hacer los "pasteles más sabrosos" o transforman una vieja caja de cartón en un cohete para volar a la luna.

Importante para el desarrollo de los niños

Los niños se descubren a sí mismos y al mundo que les rodea explorando, jugando y experimentando, entre otras cosas. Las manualidades no sólo son divertidas, sino también muy buenas para el desarrollo de los niños. Esto se aplica tanto a las habilidades cognitivas (pensar, escuchar, aprender, etc.) como a las emocionales y físicas. Las manualidades estimulan la creatividad, que a su vez es una importante habilidad para resolver problemas. Estas habilidades ayudan a practicar la motricidad fina y dan a los niños confianza en sí mismos.

Conectar y desconectar

El trabajo, la compra, la vuelta al cole y llevar a los niños a los clubes deportivos... A menudo tenemos una vida muy ajetreada sin mucho tiempo para relajarnos. Una forma estupenda de pasar tiempo de calidad con tu(s) hijo(s) es hacer manualidades. Esto no sólo refuerza vuestro vínculo, sino que también os permite relajaros un poco. Al fin y al cabo, su mente está activa todo el día. Tenemos entre cuarenta y sesenta mil pensamientos al día, imagínate. Al ser creativos y trabajar con las manos, desconectamos esa "mente" y no tenemos que pensar en la lista de la compra o en ese inminente plazo de entrega del trabajo.

En resumen, ¡hacer manualidades es saludable! A continuación puedes leer exactamente cómo. Hemos enumerado cinco importantes beneficios para ti y tus hijos. Y hemos añadido ideas de manualidades fáciles para que hasta el padre con la más poca experiencia en manualidades pueda empezar.

2.jpg

1. Estimular la motricidad fina

La motricidad fina se refiere a los pequeños movimientos realizados con las muñecas, las manos o los dedos que requieren cierta concentración. Al realizar ejercicios que estimulan estas habilidades, se establece una conexión entre los hemisferios izquierdo y derecho. El desarrollo de la motricidad fina mejora las habilidades cognitivas, facilitando al niño el aprendizaje, la concentración y la memoria.

¿Quieres ayudar a tu hijo a desarrollar su motricidad fina? Deja que juegue con la plastilina. Haz formas, animales o simpáticos muñecos. Dibujar, recortar, pegar o pintar con los dedos siempre es bueno. ¿Quieres un proyecto más desafiante? Prueba a crear arte u objetos de colores con perlas fusibles: haz marcos de fotos, posavasos, marcapáginas o un bonito joyero. Una vez terminados los proyectos creativos son un bonito regalo para los abuelos, los amigos o un profesor. ¡Dos pájaros de un tiro!

Enhebrar cuentas también es muy bueno para mejorar la motricidad fina: a los niños más pequeños se les puede dar cuentas grandes para que las recojan y ensarten. Las tarjetas de cordones son ideales y puedes hacerlas tú mismo usando papel o tablas de madera.

3.jpg

2. Aprender a reconocer y combinar colores.

Los recién nacidos sólo ven el mundo en contraste: blanco y negro. Sólo a partir de los tres meses empiezan a distinguir gradualmente los colores. Entre el año y medio y los cinco años, los niños pequeños y los preescolares aprenden a reconocer y nombrar los colores. No es necesario practicarlo, ya que los niños suelen aprender los colores jugando o durante las actividades cotidianas, por eso las manualidades son ideales para ello. Utiliza hojas de papel de colores y lápices o rotuladores de distintos colores para empezar o mezcla diferentes colores de pintura y descubre cómo se hacen los colores.

Otra actividad infantil divertida y educativa es clasificar pompones en un cartón de huevos. Coge un cartón de huevos y pinta los distintos compartimentos de diferentes colores. A continuación, deja que tu hijo coloque los pompones de distintos colores en las ranuras correspondientes. Si quieres que la motricidad fina sea más difícil, deja que intente coger los pompones con unas pinzas grandes.

Una vez montado el juego de colores DIY Jumbo, ¡desafía a tus hijos a una emocionante carrera! Lanza los dados y mira qué color sale en la parte superior. Si coincide con el color de tu marioneta, da un paso adelante. ¡Quien llegue primero a la meta, gana!

4.jpg

3. Estimular la creatividad y la imaginación

Quizá uno de los beneficios más importantes de las manualidades es que dan a tu hijo la oportunidad de ser creativo. A través de una actividad creativa, tu hijo aprenderá que puede tomar decisiones y a ser ingenioso de diferentes maneras. Tu hijo descubrirá que no hay límites para su imaginación, lo que a su vez es bueno para la confianza en sí mismo.

Con nuestros completos kits de manualidades, los niños pueden dar rienda suelta a su imaginación. Cada paquete contiene cientos de materiales de manualidades para hacer las más bellas creaciones, como bonitas máscaras para fiestas de disfraces, tarjetas de felicitación, marionetas de mano con goma eva o un cohete de purpurina. Los kits de manualidades incluyen un panfleto lleno de inspiradoras ideas, aunque los niños pueden hacer sus propias creaciones.

Otra estupenda forma de estimular la creatividad es hacer una pista para canicas con rollos de papel higiénico. Reúne rollos de papel higiénico y de cocina. Cuantos más rollos, más larga será la pista. Este proyecto de manualidades no sólo estimula la creatividad de tu hijo, sino también su capacidad para resolver problemas. Una vez terminado le proporcionará una infinita diversión.

4. Aprender a trabajar juntos

Hacer un proyecto de manualidades juntos es bueno para el desarrollo social y emocional de los niños. Aprenden a trabajar juntos, a compartir los materiales y a ayudarse mutuamente. Cuando los niños hacen algo creativo juntos, aumentan de forma natural su capacidad de empatía: se reflejan mutuamente y celebran los éxitos creativos de los demás. También aprenden que trabajando juntos pueden conseguir más y contribuir a un todo mayor.

Una forma divertida de mostrar a los niños pequeños que pueden hacer algo bonito juntos es hacer un árbol con las huellas de las manos. Coge una hoja grande de papel y dibuja en ella un tronco y unas ramas. Los niños pueden colorearlas ellos mismos con lápices, rotuladores o pintura. A continuación, deja que los niños hagan las "hojas" utilizando pintura para hacer una huella de mano a lo largo de las ramas. Puedes utilizar diferentes colores de pintura para ello.

Hacer un laberinto es algo que gusta a los niños de todas las edades. Puedes hacerlo pegando limpiapipas o pajitas en la tapa de una caja de zapatos. ¿Has encontrado la salida del laberinto? Los pequeños exploradores pueden intentar hacer pasar una canica por el laberinto inclinando la tapa de un lado a otro.

5.jpg

5. Aumenta la confianza en sí mismo de tu hijo

Los niños se sienten naturalmente muy orgullosos cuando muestran sus obras de arte o sus creaciones. Pero las manualidades también les ayudan a aumentar la confianza en sí mismos de otra manera. Al ser creativos, los niños de preescolar se enfrentan a dificultades, se enfrentan a la frustración, perseveran y encuentran soluciones.

Elogiar a tu hijo por lo que ha hecho también aumenta la confianza en sí mismo. Intenta mencionar detalles o elecciones que el niño haya hecho. Por ejemplo: "Me gusta cómo has dado un color diferente a estas rayas" o "¡Has recortado muy bien esta forma!". Nombrar cosas concretas hace que tu hijo se sienta visto, lo que a su vez es bueno para su desarrollo emocional y la confianza en sí mismo. 

Los acontecimientos especiales o las fiestas son excelentes oportunidades para que los niños hagan regalos o tarjetas. Haz un regalo personalizado para Navidad o un cumpleaños o haz una tarjeta hecha a mano para el Día de la Madre. Haz un llavero para el Día del Padre o unas huellas de manos con pintura en un bonito marco. Tu hijo se llenará de orgullo cuando entregue su regalo hecho por él mismo a papá o a los abuelos.

Blog
Niños